Blog

Empresa saludable: un nuevo concepto determinante en tu cultura corporativa

Actualmente, las empresas y organizaciones muestran una creciente preocupación por el bienestar de sus equipos. Esta tendencia ha dado lugar al concepto de ‘empresa saludable’, que tiene como finalidad transformar el lugar de trabajo en un ambiente más agradable y cómodo para los empleados.

Es por ello que hoy, en Improovia, analizamos este concepto y los beneficios de implementarlo en tu organización. Además, te enseñamos consejos y buenas prácticas que puedes aplicar para convertirte en una empresa saludable, mejorando la calidad de vida de tus empleados y fomentando su productividad.

 

¿Qué es una empresa saludable?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), los entornos saludables son aquellos escenarios que favorecen el desarrollo humano sostenible y promueven el desarrollo de capacidades, contribuyendo tanto al bienestar individual como colectivo. Además, potencian la salud integral y promueven el ejercicio de derechos, favoreciendo la calidad de vida.

Al trasladar este concepto al entorno laboral, encontramos que ser una empresa saludable implica desarrollar un ambiente que resulte seguro y sano para tu equipo, protegiéndolos de riesgos e implementando mejoras que influyan en su bienestar físico, mental y social.

En general, una empresa saludable tiene que priorizar el equilibrio entre la vida personal y laboral de sus empleados, fomentar una comunicación abierta, promover el desarrollo profesional y aportar a su crecimiento personal.

Para esto, se adoptan diversas prácticas, entre las cuales destacan los programas que buscan mejorar la salud física, emocional y nutricional de los trabajadores, además de actividades que les proporcionen herramientas para lidiar con el estrés y los desafíos propios de su día a día.

 

Beneficios de una empresa saludable

La creación de un ambiente de trabajo saludable no solo es beneficiosa para los empleados. En una empresa donde las personas están felices, saludables y seguras, existe una marcada tendencia hacia la productividad, la creatividad y el compromiso, contribuyendo al éxito de la misma.

Estos son algunos de los beneficios que puedes experimentar como empresa si aplicas este modelo:

  • Incremento de la productividad y mejora de la imagen positiva de la empresa.
  • Mejora del clima laboral, aumentando el compromiso y la motivación de los empleados.
  • Reducción del absentismo laboral, pues impulsa el bienestar físico, mental y el estado general de la salud del empleado.
  • Favorece la captación y retención del talento humano.
  • Disminuye el estrés, la ansiedad y la depresión que puedan estar asociados a las condiciones del lugar trabajo.

 

Para una empresa saludable el bienestar de sus empleados es fundamental para el éxito organizacional, por lo que es necesario trabajar activamente para desarrollar un entornodonde todo el equipo pueda prosperar de forma integral.

 

¿Cómo crear un ambiente de trabajo saludable en 7 pasos?

La implementación de este modelo implica el desarrollo de acciones que abarcan diversos aspectos de la organización, haciendo especial énfasis en cuatro pilares esenciales:

  • Garantizar la salud y seguridad en el entorno de trabajo.
  • Fomentar un ambiente de trabajo saludable a nivel psicosocial.
  • Ofrecer recursos que permitan cuidar la salud de los trabajadores.
  • Impulsar la implicación de la empresa con la comunidad.

 

Para crear un ambiente de trabajo saludable podemos describir acciones y buenas prácticas que puedes aplicar de forma progresiva, haciendo que coincidan con los valores de tu empresa y los recursos disponibles.

  1. Realizar un diagnóstico de la organización: En primer lugar, debes realizar un diagnóstico general de la organización para conocer el estado de salud emocional y cognitiva de tus equipos además de conocer las necesidades del entorno. De este modo, puedes planificar el tipo de intervención a realizar y el enfoque de la misma.
  2. Promover la actividad física: Para ser una empresa saludable, es indispensable fomentar la actividad física dentro y fuera del trabajo. El ejercicio influye de forma positiva sobre la salud integral de tus empleados, pues el ejercicio produce la segregación de hormonas como la endorfina, la serotonina y la dopamina, que reducen el estrés y generan sensación de bienestar.
  3. Ofrecer programas y recursos que promuevan la salud física y mental: Los programas de medicina asistencial con enfoque 360º, con una amplia gama de servicios relacionados con salud física, nutricional y emocional, resultan útiles para vigilar la salud de los trabajadores. Estos programas pueden ayudarte a reducir accidentes y prevenir el desarrollo de lesiones relacionadas con el puesto de trabajo.
  4. Proporcionar espacios cómodos, ergonómicos y seguros: Asegúrate de facilitar estaciones de trabajo cómodas, ergonómicas y seguras, lo cual es indispensable para prevenir potenciales riesgos laborales. Es necesario trabajar en la adaptación del entorno de trabajo, con el objetivo de optimizar el rendimiento de los empleados y sus espacios comida, lo cual se traduce en menor fatiga y mayor productividad.
  5. Ofrecer cursos y seminarios: La formación de tus empleados es necesaria para incentivar su desarrollo personal y profesional, e influir en su motivación. En ese sentido, las formaciones, clases grupales, procesos de coaching y las estrategias de team building son recursos apropiados para desarrollar el talento humano, ampliar sus horizontes y permitirles explotar su potencial.
  6. Establecer políticas de trabajo remoto y horario flexible: Ofrece flexibilidad en los horarios de trabajo, opciones de trabajo remoto cuando sea posible y desarrolla políticas que permitan que tus empleados puedan continuar sus estudios o perseguir sus metas, les permitirá conciliar con mayor facilidad su vida personal y profesional, fomentando el sentido de pertenencia hacia la organización.
  7. Desarrollar programas de carácter social: Finalmente, te recomendamos organizar eventos de voluntariado donde los empleados puedan destinar un tiempo a participar de actividades en beneficio de la comunidad. Por ejemplo, puedes vincularte con entidades no lucrativas que realizan limpieza de espacios públicos, reciclaje o actividades que favorezcan infancias en riesgo.

 

¡Desde Improovia te ayudamos a tener una empresa saludable! Nuestro equipo puede
acompañarte a lo largo de este proceso, proporcionándote las herramientas necesarias para
cuidar el bienestar de tus empleados, ¡contacta con nosotros y te ampliamos toda la
información!

Otros artículos interesantes

Nuevo taller de nutrición con el equipo de Tendam

Asistimos como ponentes al evento “Healthtech” organizado por Oryon Universal y South Summit en Madrid

¡Forma parte de nuestra comunidad de empresas saludables!

Rellena el formulario con tus datos, agenda una reunión en base a tu disponibilidad y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible.

info@improovia.com

Contáctanos